14 días

Tipo : Cultural
Nivel : Iniciación
Época : Todo el año
Grupo : de 4 a 8 pers.

Desde : 2.550 €

Bután, Nepal : CULTURAL: LOS REINOS DEL HIMALAYA

  • nepalbutan20080014.jpg
  • nepalbutan20080001.jpg
  • nepalbutan20080002.jpg
  • nepalbutan20080003.jpg
  • nepalbutan20080004.jpg
  • nepalbutan20080005.jpg
  • nepalbutan20080006.jpg
  • nepalbutan20080007.jpg
  • nepalbutan20080008.jpg
  • nepalbutan20080009.jpg
  • nepalbutan20080010.jpg
  • nepalbutan20080011.jpg
  • nepalbutan20080012.jpg
  • nepalbutan20080013.jpg

Fechas de salida

Desde
Hasta
Precio con vuelo Precio sin vuelo Salida
01/01/17
28/02/17
0 2550 con 4 pers.
01/03/17
31/05/17
0 2770 con 4 pers.
01/06/17
31/08/17
0 2550 con 4 pers.
01/09/17
30/11/17
0 2770 con 4 pers.
01/12/17
31/12/17
0 2550 con 4 pers.
  • Introducción
  • Itinerario
  • Precio

Puntos Fuertes :

  • Adentrarse en NEPAL, país a los pies de la mayor cordillera del planeta, el HIMALAYA, desde donde se aprecian las cumbres más altas del mundo.
  • Perderse en las coloridas y bulliciosas calles de KATMANDHÚ, conociendo sus animados mercados, sus imponentes templos, su apasionante historia y la abierta personalidad de sus habitantes.
  • Conocer BUTÁN, último reino del Himalaya y único país BUDISTA del mundo. Uno de los destinos más exclusivos y menos visitados, con una rica cultura bañada de tradición y espiritualidad, dónde la FELICIDAD de los habitantes es la principal norma del reino.

¡Namasté!


"QUE LOS DIOSES RECOJAN TUS BUENAS CUALIDADES"

Es el saludo nacional en Nepal. Mañana, tarde y noche, en todos los caminos, pueblos y ciudades, al entrar o salir de las casas, al cruzarse en los campos u oficinas…¡¡NAMASTÉ!!!

Esta visión positiva del universo y de todos los seres, es la que durante muchos años llamó la atención a los primeros exploradores, estudiosos y viajeros de Oriente, que alcanzaban Nepal. Hoy, podría pensarse que la globalización, la tv, internet, han desplazado la cultura ancestral de Nepal, pero nada más lejos…. la riqueza de sus monumentos, el fantástico colorido de sus mercados, la espiritualidad del budismo y la amabilidad de sus gentes, permanecen vivos en el marco de una naturaleza aún intacta en muchas regiones, bajo la cordillera más alta del mundo, el Himalaya o “residencia de las nieves”…

Todavía Kathmandú está cargado de sorpresas, de rincones en donde se percibe la magia del que fue en la segunda mitad del siglo XX el país del Himalaya por excelencia, la meta hippy de los años “60”. Los colores, mercados y etnias, se despliegan y mezclan en una paleta inigualable que el sol se encarga de desplegar como mil arco iris.

En Nepal pasearemos por la pintoresca Plaza del Palacio de Katmandú, (Durbar Square), la casa de la Kumari (Diosa viviente), haremos nuestras compras en el concurrido barrio de Thamel, visitaremos Bodhnath, stupa budista y centro de la comunidad tibetana, Pashupatinath, templo hinduista y centro de peregrinaje e incineración, Bhaktapur, una de las tres ciudades más bellas del valle con incontables templos y pagodas, Swayambhunath, importante stupa budista con una posición privilegiada en la cima de un monte.

¡Kuzu Zampo!


“EL SALUDO NACIONAL DE BUTÁN”

El año 2008 fue un año especial para Bután o Druk-Yul (reino del dragón tronador). El país celebró el centenario de su monarquía: 100 años de PAZ. lo que tiene gran importancia en uno de los países más pequeños del mundo, periódicamente situado en el continente más grande y convulso de la tierra: ASIA.

En 2008, Su Majestad el Rey Jigme Khesar Namgyel Wangchuck fue entronizado a la edad de 28 años, Él se ha comprometido a continuar la obra que su padre inició con un ya legendario discurso en Naciones Unidas en el que, por encima del Producto Interior Bruto de su país, puso como prioridad la cantidad de felicidad bruta de los habitantes de su país. Además, el nuevo Rey inició una nueva política aperturista celebrando Bután en marzo de 2008 sus primeras elecciones democráticas y ganando por mayoría absoluta el Partido Virtuoso, el más afín al Rey. Esta línea política cobra más sentido si se tiene en cuenta que Bután es el único país del mundo BUDISTA MAHAYANA. Por esta razón no matan animales, la caza y la pesca están prohibidas y por supuesto no existe la pena de muerte.

La enseñanza y la sanidad son gratuitas, incluida la hospitalización,(tanto en Bután, como en el extranjero si fuera necesario), tratamientos, medicinas...No existe la medicina privada. También la universidad es gratuita dentro y fuera del país (siguiendo un baremo de notas) con el compromiso de ejercer la profesión en Bután durante al menos 10 años. La mayor parte de la población butanesa se dedica a la agricultura y prácticamente el 100% de la población posee alguna tierra heredada o cedida por el Gobierno. A pesar de que la existencia es dura en Bután, sus habitantes emanan equilibrio, tranquilidad y afecto…

Bután, no es un país ordinario. Es un país donde comprar cigarrillos es ilegal, donde el arroz es rojo y las guindillas no son sólo un condimento sino un plato exquisito en sí mismo. Es un país donde sus habitantes visten el traje tradicional para ir a trabajar o a clase y conservan de forma natural la poliandria y la poligamia. Thimphú es la única capital del mundo de un país con representación en Naciones Unidas que aún no tiene semáforos y en donde no existe la prostitución.

El turismo de Bután también es único. Los visitantes tienen que pagar una cuota diaria, convirtiéndolo en uno de los países más caros del mundo. Parte de esta cuota va destinada directamente al gobierno, y el resto cubre el alojamiento en los hoteles del gobierno, (muy sencillos y básicos), la comida y el transporte. ¿Por qué visitamos Bután? Principalmente por sus fantásticos monasterios, sus increíbles Dzong o fortalezas y la tradicional e inalterada cultura tibetana- budista que hacen de Bután el último gran reino del Himalaya. Para descubrir otra forma de vida, una visión alternativa del mundo…. Si visitas Bután, serás de las pocas personas que tienen la experiencia del encanto y la magia de uno de los países más enigmáticos del mundo – el último Shangri-La….

Este viaje puede hacerse durante todo el año, pero la época más adecuada es la primavera y el otoño.