9 días

Tipo : Trekking
Nivel : Iniciación
Época : INVIERNO
Grupo : de 8 a 15 pers.

Desde : 1.350 €

Marruecos : Méharée en el desierto del SAHARA

  • DROM1.jpg
  • DROM2.jpg

Fechas de salida

Desde
Hasta
Precio con vuelo Precio sin vuelo Salida
01/12/17
09/12/17
de 1600 de 1350 garantizada
  • Introducción
  • Itinerario
  • Precio

Puntos Fuertes :

MEJOR ÉPOCA: INVIERNO

ACOMPAÑADO POR CRISTINA BERNAT- DEL 1 AL 9 DE DICIEMBRE DE 2017

¿Te vienes al Sahara?...

“Serena el alma escuchar cantar a los beréberes en medio del desierto bajo el cielo estrellado, al calor del fuego. No se ve a nadie, no se escucha ningún motor y la mente se calma ante el océano de dunas mientras el runrún del dromedario te adormece. El desierto es inmenso como el mar: puro, limpio, un reducto de paz y autenticidad. Nunca antes había desconectado tanto en tan poco tiempo. Nivel de servicios: ¡DIEZ!. El grupo: ¡FELIZ!”

Cristina Bernat, Directora de Viajes Sanga (Travesía Marruecos, Diciembre 2013)

“Lawrence de Arabia” es una de las películas más conocidas de la Historia del Cine. Somos muchos a los que les gusta especialmente la primera mitad, cuando Lawrence descubre el desierto, aprende a montar en dromedario y recorre un paisaje de ensueño… Y eso es precisamente lo que queremos proponeros: una travesía de cuatro días por el Sahara de Marruecos a lomos de dromedario.

Te proponemos un itinerario por el desierto de dunas o “erg” en dromedario, un animal no excesivamente simpático pero manso. Una vez en camino siguen a un macho dominante pues en ellos el espíritu gregario está muy acentuado. En unos minutos aprenderemos lo suficiente para navegar por el Sahara a bordo de una de estas bestias.

Llegados al lugar donde se pasará la noche, se levanta el campamento con una Jaima principal, donde nos reuniremos alrededor de un sabroso plato de comida tradicional y una humeante taza de té, a comentar las experiencias de la jornada. A la hora de acostarnos, podremos elegir cada noche entre nuestra tienda, o nuestros sacos bajo las estrellas. Hasta la salida de la luna, observaremos uno de los espectáculos más asombrosos del mundo: un cielo de terciopelo sembrado de millones de estrellas. Cuanto más miremos al cielo, más estrellas y constelaciones descubriremos. Hay momentos en los que se padece una especie de vértigo al comprobar con nuestros propios ojos las dimensiones del Universo

¿Qué se exige a los participantes?

Se les exige grandes cantidades de ilusión por conocer el desierto, sensibilidad para apreciar una puesta de sol y el encanto de un vivac bajo las estrellas, buena disposición para prescindir de cosas a las que estamos acostumbrados como la ducha, la televisión y el cubata, ganas de alimentar el espíritu con una experiencia única y poco más.