REINOS DEL HIMALAYA 2018

BUTAN & NEPAL

  • Gom Kora
  • Gom Kora1
  • Gom Kora2
  • GomKora-1
  • GomKora-2

VIAJES SANGA*: desde 1990 organizando viajes culturales y temáticos por todo el mundo

¡Kuzu Zampo! 

“el saludo nacional de Bután”

El año 2008 fue un año especial para Bután o Druk-Yul (reino del dragón tronador). El país celebró el centenario de su monarquía: 100 años de PAZ. Sólo si nos fijamos en el resto de países de la tierra y su historia durante el último siglo, nos damos cuenta de la enorme importancia y el profundo significado de 100 años de PAZ en uno de los países más pequeños del mundo paradójicamente situado en el continente más grande y convulso de la tierra: ASIA.

Pero además, en noviembre de 2008 y coincidiendo con el centenario de su monarquía, se celebró la coronación del nuevo rey de Bután: Su Majestad el Rey Jigme Khesar Namgyel Wangchuck fue entronizado a la edad de 28 años como el primer rey coronado del siglo XXI. Él se ha comprometido a continuar la obra que su padre inició con un ya legendario discurso en Naciones Unidas en el que, por encima del Producto Interior Bruto de su país, puso como prioridad la cantidad de felicidad bruta de los habitantes de su país. El discurso en su momento causó asombro pero, han tenido que pasar más de 30 años, para que todos los políticos del mundo empezaran a valorar la felicidad de sus ciudadanos por encima de las frías cifras macroeconómicas. Algunos prestan oídos ahora al mensaje de Su Santidad el Dalai Lama que afirma que la única felicidad posible es la que deviene de ayudar a los demás. De alguna manera “nuestra felicidad depende de la de los demás.” Además, el nuevo Rey inició una nueva política aperturista celebrando Bután en marzo de 2008 sus primeras elecciones democráticas y ganando por mayoría absoluta el Partido Virtuoso, el más afín al Rey.

Ayudar a los ciudadanos de Bután es la labor a la que también se ha comprometido este joven rey de uno de los países más pequeños del mundo. Esta línea política cobra más sentido si se tiene en cuenta que Bután es el único país del mundo BUDISTA MAHAYANA. Por esta razón no matan animales, la caza y la pesca están prohibidas y por supuesto no existe la pena de muerte.

En Bután la práctica de liberación de seres, consiste en alcanzar la frontera con India (en Bután no hay mataderos)  y allí comprar cabras y corderos todavía vivos destinados al consumo. Luego de nuevo en Bután,  ponen a cada uno un lazo rojo al cuello y los sueltan alrededor de los monasterios. No tienen un dueño definido así que campan por sus respetos y se acercan hocicando con descaro, o se detienen lustrosos y bien alimentados a dormir en cualquier lugar y a cualquier hora. Es como si disfrutaran del hecho de haberse librado de la muerte,  con plena conciencia del milagro que supone la vida en sí.

Naciones Unidas con una presencia importante apoya esta práctica “Mahayana” en este pequeño país. Al fin y al cabo es un colchón de paz entre los dos gigantes nucleares más poblados de la tierra: China e India.

La enseñanza y la sanidad son gratuitas, incluida la hospitalización, (tanto en Bután, como en el extranjero si fuera necesario), tratamientos, medicinas…No existe la medicina privada. También la universidad es gratuita dentro y fuera del país (siguiendo un baremo de notas) con el compromiso de ejercer la profesión en Bután durante al menos 10 años.

La mayor parte de la población butanesa se dedica a la agricultura y prácticamente el 100% de la población posee alguna tierra heredada o cedida por el Gobierno. A pesar de que la existencia es dura en Bután, sus habitantes emanan equilibrio, tranquilidad y afecto…

Bután, no es un país ordinario. Es un país donde comprar cigarrillos es ilegal, donde el arroz es rojo y las guindillas no son sólo un condimento sino un plato exquisito en sí mismo. Es un país  donde sus habitantes visten el traje tradicional para ir a trabajar o a clase y conservan de forma natural la poliandria y la poligamia.

Thimphú es la única capital del mundo de un país con representación en Naciones Unidas que aún no tiene semáforos y en donde no existe la prostitución.

El turismo de Bután también es único. Los visitantes tienen que pagar una cuota diaria, convirtiéndolo en uno de los países más caros del mundo. Parte de esta cuota va destinada directamente al gobierno, (royalties y tasas) y el resto cubre el alojamiento en los hoteles del gobierno, (sencillos y básicos), la comida y el transporte. Este marketing turístico lo diseñaron en los años 60 los compañeros de universidad suizos del padre del Rey de Bután.

¿Por qué visitamos Bután? Principalmente por sus fantásticos monasterios, sus increíbles Dzong o fortalezas y la tradicional e inalterada cultura tibetana- budista que hacen de Bután el último gran reino del Himalaya. Para descubrir otra forma de vida, una visión alternativa del mundo….

Es también un país que se moderniza: los monjes digitalizan los antiguos textos y charlan con sus teléfonos móviles.

Si visitas Bután, serás de las pocas personas que tienen la experiencia del encanto y la magia de uno de los países más enigmáticos del mundo – el último Shangri-La….

Todavía Kathmandú está cargado de sorpresas, de rincones en donde se percibe la magia del que fue en la segunda mitad del siglo XX el país del Himalaya por excelencia, la meta hippy de los años “60”. Los colores, mercados y etnias, se despliegan y mezclan en una paleta inigualable que el sol se encarga de desplegar como mil arco iris.

Nepal ha tenido en los últimos años un momento convulso. En el año 2008 desaparece la monarquía y la nueva forma de estado es la República. Tal vez ahora con el apoyo de Naciones Unidas, China y la India, la República de Nepal comience el desarrollo necesario y pueda beneficiarse del estirón que Asia en su conjunto está experimentando en el aspecto económico y de desarrollo de servicios básicos. Si lo saben aprovechar no habrá dudas: Nepal es uno de los países más bellos de la tierra, en el que se levanta la cordillera más alta del mundo:  el Himalaya o “residencia de las nieves”…

Lo más destacado: pasear por la pintoresca  Plaza del Palacio de Katmandú, (Durbar Square), la casa de la Kumari (Diosa viviente), compras en el concurrido barrio de Thamel, Bodhnath, stupa budista y centro de la comunidad tibetana, Pashupatinath, templo hinduista y centro de peregrinaje e incineración, Bhaktapur y Patán, las ciudades más bellas del valle con incontables templos y pagodas, Swayambhunath, importante stupa budista con una posición privilegiada en la cima de un monte.

DÍA 01- CIUDAD DE ORIGEN – – KATHMANDÚ

DÍA 02 – LLEGADA A KATHMANDÚ

DÍA 03 – KATHMANDÚ

DÍA 04 – KATHMANDÚ –PARO – THIMPHU

DÍA 05 – THIMPHU

DÍA 06 – THIMPHU-PUNAKHA

DÍA 07 – PUNAKHA

DÍA 08 – PUNAKHA-PARO

DÍA 09 – PARO

DÍA 10 – PARO-KATHMANDU

DÍA 11 – KATHMANDÚ

DÍA 12 – KATHMANDÚ

DÍA 13 – SALIDA DE KATHMANDÚ

DÍA 14 – LLEGADA A CIUDAD DE DESTINO

Descubre las aventuras vividas en primera persona por los viajeros de Sanga.

Si has hecho algún viaje con nosotros y quieres contarnos tu experiencia puedes enviarnos textos, fotos y vídeos a experiencias@vsamga.com


Este programa se acoge a las CONDICIONES GENERALES VIAJES SANGA

País

Bután & Nepal

Duración

14 días / 13 noches

PRECIO

Consultar

 

TEMPORADA ALTA:

De Septiembre a Noviembre. De Marzo a Mayo

TEMPORADA BAJA:

De Diciembre a Febrero – De Junio a Agosto

OTROS VIAJES